martes, 22 de mayo de 2007

Los sentimientos



Los sentimientos son la respuesta física y Espiritual de la forma en que siente y reacciona el ser humano ante los eventos de la vida diaria. Los sentimientos son naturales pertenecen al mundo afectivo o espiritual, no es posible evitar que sucedan y están regidos por las leyes que gobiernan el funcionamiento energético del cerebro. Inhibir un sentimiento equivale a fomentar un anhelo, postergar un anhelo fomenta una frustración o una vehemencia. Los sentimientos necesitan de un cauce para ser satisfechos y hacernos sentir completos.
Dado que todos los individuos manifestamos los mismos sentimientos en diferentes situaciones, se puede decir que nunca hay dos situaciones iguales ni dos personas que manifiesten exactamente la misma intensidad del sentimiento desencadenado por un evento común a ellos, por lo que se puede decir que son distintos, y que las personas responden de manera diferente a los sentimientos ajenos, algunas veces positivamente y algunas veces negativamente. Ésta es la princpial pauta por la cual decidimos satisfacerlos o inhibirlos: la impresión que causaremos a los demás. Cuando decidimos inhibirlos puede ser de forma temporal o radical, pero lo verdaderamente importante es actuar responsablemente con los sentimientos, tanto en palabras como en acciones, se aprende a respetarse a sí mismo y a respetar a otros. El sentimiento obedece al campo espiritual o noologico de la persona así como las cognificones al campo mental o los actos al físico, encontraremos siempre el cauce apropiado que satisfará nuestros sentimientos.
Es muy difícil actuar responsablemente cuando las acciones son el resultado de la vehemencia. Por el contrario, los sentimientos enriquecen y fomentan la satisfacción y felicidad del ser, disfrute que se necesita para encontrar sentido a la vida. Muchas veces los mitos y las afirmaciones inconsecuentes complican los sentimientos, empujando al anhelo vehemente y en consecuencia a actuar irreflexivamente. Pero el sentimiento siempre es irracional e irreflexivo por ser contrario a la razón. No debemos olvidar que los anhelos y aspiraciones pertenecen al campo noologico o espiritual y que su unida es el sentimiento. Mientras que la imagen e idea al campo mental y el acto al físico.


1 comentario:

Luis dijo...

justo lo ue buscaba
gracias